El baile del huevo

Los niños que golpean un tronco de madera para que cague dulces y un huevo que baila en el agua. Los catalanes no dejan de sorprender con costumbres y tradiciones extrañas.

L’ou com ball, el huevo como baila, es una tradición nacida en Barcelona. En Corpus Christi las iglesias, catedrales y museos decoran sus patios con un mar de flores y dejan a un huevo “bailar” en las fuentes. 

Lou com ball Barcelona

El origen de esta costumbre no es del todo claro. Ni siquiera es claro si existe un tiene un fondo religioso. La explicación más simple es que algún barcelonés descubrió que una cáscara de huevo vacía, cuando se coloca en una fuente, se gira en el agua sin caerse. Desde entonces se muestra ese experimento de entrenimiento para los nobles. Otros historiadores creen que el huevo representa la Eucaristía que se levanta al cielo por el agua. La tradition ha sido documentada desde el siglo XIV. Hoy en día es principalmente una atracción para niños y turistas. La fuente y la totalidad de los patios están elaboradamente decoradas con flores. Además, en este día de la entrada a los patios de las muchas atracciones que normalmente son de pago, es gratis. Por lo tanto, vale la pena, mezclarse con la gente y ver el baile del huevo.

Done estan los huevos bailadores:

 

  1. Cathedral de Barcelona (Pla de la Seu)
  2. Pueblo Español
  3. Fundación Frederic Marès (Plaza Sant Iu)
  4. La parroquia de Santa Ana (Rivadeneyra, 3)
  5. La Casa del Archidiácono (Santa Lucía, 1),
  6. El Ateneo Barcelonés (Canuda, 6)
  7. La parroquia de la Puríssima Concepció (Aragón, 299)
  8. La Real Academia de las Buenas Letras de Barcelona (Obispo Caçador)
  9. El colegio Escolàpies LLúria (Aragón 302)

Deja un comentario